15 de abril de 2016

Sin lodo no hay loto

Ciertamente hay cosas que vienen fácil, y oh!, que con madre es eso, pero la mayoría de las cosas, logros y victorias envuelven el primero sentarte en el lodo.

Y me refiero realmente al sentarte ahí, asentarte, llenarte todo... Para el conocimiento general, la flor de loto crece del lodo, emergiendo de la oscuridad a la luz. En cuestiones de la vida real, el trabajo, el esfuerzo y sufrimiento que le ponemos es lo que recibimos a cambio, la recompensa.

Esa frase se ha quedado atorada en mi mente últimamente. Que real y verdadero es eso, estamos tan empantanados, tan llenos de lodo por la dificultad, por el sufrimiento que llevamos en el día a día de la vida, que a veces es difícil ver la belleza potencial de la meta que queremos alcanzar, o al revés, vemos el resultado de lo que queremos, pero la desesperación de encontrar la motivación o el tomar la responsabilidad del trabajo que se tiene que hacer para lograr esa meta.

Estuve haciendo una práctica a consciencia y dejando que ese pensamiento se volviera un mantra en mi mente...

Cuando estoy batallando para tomar las medidas o acciones necesarias para completar una tares... Sin lodo no hay loto...

Cuando me siento frustrado en una situación con mi hijo o me doy cuenta de todo el trabajo que es convertirse en papá... Sin lodo no hay loto...

Cuando estoy evitando una situación o una conversación muy incómoda... Sin lodo no hay loto...

Cuando es difícil encontrar la motivación para seguir adelante y dar un paso más... Sin lodo no hay loto...

Tengo un poco de control sobre cada una de estas cosas. Cuando doy un paso atrás para recordar o darme cuenta del esfuerzo y trabajo que he puesto, me acerco ala meta, me empuja a seguir adelante.

Esto va mas allá de un motivador, hay muchos aspectos de la vida en los que casi no tenemos control sobre ellos. Cuando pasamos por tiempos difíciles, tener una pérdida, recibiendo malas noticias o recuperándote de un fracaso... Sin lodo no hay loto... El sentimiento te dice que puedes, control o descontrol, cuando estamos sentados en el lodo, en le pantano, podemos escoger el aprender de ese lodo y darnos cuenta que nos da la oportunidad de crecer, de levantarnos y logras que nuestra vida florezca.

Sin lodo no hay loto...

8 de abril de 2016

Yo no me enamoro

"Enamorado" y "Te amo", las dos frases mas quemadas cuando se describen relaciones.

Yo no quiero enamorarme, no quiero enamorarme de nada. Porque para mi enamorarme es caer en un hoyo negro de co-dependencia, es caer en términos y frases para describir relaciones para hacernos sentir mas seguros.

Piensa en esos amigos a los que le han volteado la cara al planeta una vez que tienen y una relación. Claro, muchos de nosotros hemos estado ahí, llenos de infatuación, esa fase realísticamente no sustentable donde podrás andar montando un unicornio por los campos de girasoles con un cono de nieve en una mano y escuchando "Te amo" de Franco de Vita.

Que tiene la sociedad que te hace exclamar a los 4 vientos un "Te amo"?

Decimos esto al final de las llamadas, despedidas y constantes reafirmaciones a lo largo del día, que significa tu "Te amo"?

Que tal si quitamos las etiquetas y nos concentramos en los sentimientos? Mis sentimientos mas profundos y llegadores nunca incluyeron o dependieron de éstas palabras. De hecho, fueron los silencios y las conexiones momentáneas las que dijeron mas que lo que pudieran decir un par de palabras.

Vamos a redefinir "Enamorado".

En un futuro quiero enamorarme de ti. Tomar mi tiempo contigo y conocer completamente tu claridad y oscuridad que igualmente me fascinan las 2. Sentiré tu amor al mirarme mientras hago la cena y bailo una cumbia sabrosona por toda la cocina. Sentiremos el amor cuando nos veamos a los ojos, experimentando grandes momentos, los dos pensando esto es real?".

Cuando miro abajo, recargo mi cabeza y te alcanzo con mi brazo, todos sabemos que significa eso, "Se que estoy siendo difícil y lo siento". Las palabras serían innecesarias. Las palabras estarían de mas porque prefiero llenarme de amor que de conexiones superficiales y sin valor que le quitan energía al verdadero sentir.

Una dolorosa lección aprendí recientemente, nunca le llames amor, a menos que te haga libre. A menos que sienta que puedo ser el verdadero yo. El perfecto imperfecto, crudo, rudo, sensible, curioso del mundo, a veces impaciente, amargo, pero siempre deseando crecer. El deseo de aprender de ti iluminará mi lado oscuro. Reconoceré las oportunidades de tragarme mi ego y orgullo para romper con los patrones del pasado.

1 de abril de 2016

Gracias por dejarme ir

Dejar ir significa entender que algunas personas van a ser siempre parte de tu historia pero no parte de tu destino.

Se que me colgué demasiado, mas de lo que debía pero estoy agradecido de que finalmente me hayas dejado ir.

La verdad es, que tal vez tu no me dejabas ir xq yo no te dejaba ir.

Porque mientras mi mente y mi corazón irracional tiraba palabras feas y amargas, la verdad es que estaba esperando que me liberaras.

Y en algún punto, creí en ti y en la posibilidad de un nosotros.

Pero en algún momento entre nuestras subidas y bajadas, me di cuenta que no era el viaje que quería, no era ese camino que por el que iba a seguir toda mi vida.

Me di cuenta que tal vez había algo mas grande esperándome, si pudiera ser mas valiente y poder decir ese adiós.

Lo siento por retenerte mas del tiempo que debía, ya que sabemos que nunca hice nada para que fuera fácil el dejarme ir, yo estaba ahí, para todo, cada que necesitabas algo.

Se que causé un caos enorme en tu vida, pero por eso no me voy a disculpar ya que pienso que tal vez tu necesitabas experimentar todo lo que pasamos juntos para que pudieras llegar a donde estás ahora.

Deseo de cierta forma, poder decir que todavía deseo o deseaba que estuvieramos juntos, pero la verdad es que no, mejor decir la verdad.

En esos espacios de soledad cuando eras tu la que estaba ahí, me di cuenta de cuantas piezas del rompecabezas nunca iban a encajar, yo quería que encajaran y tenía mucha fe en que si lo iban a hacer. Ahora veo esas piezas y escucho a mis amigos y familia, que te veía? no en el aspecto de la belleza, eres bonita, si no en el que somo como el agua y aceite, dos mundos diferentes, que te veía? no lo se, solo pasó.

Pero al final de las cosas, lo que 2 personas comparten o lo que las hace estár juntos a veces no es suficiente.

Y mientras nos quemábamos de ese amor y tratábamos de entendernos, no vi que faltaban piezas en eso que yo decía y esperaba que fuera el gran amor de mi vida.

Fue difícil cuando me dejaste ir, claro que no lo voy a negar, pero, me recuperé mas rápido de lo que nunca me pude imaginar. No lo digo para ofenderte o hacerte daño, pero esa emoción que me causó el silencio fue por demás liberadora.

Creo que a veces la culpa la tiene mi corazón, es demasiado leal para mi propio bien, y rechazaba el seguir adelante porque tu grabaste tu nombre en mi corazón, con las palabras "algún día" y "por ahora".

Me di cuenta que quería que ese "algún día" empezara ahora y que no iba a ser la respuesta a lo que ella estaba buscando para darle sentido a su vida, pero la pregunta era que era lo que yo estaba buscando y como iba a hacer para encontrarlo. 

Pero algo me dice que estamos exactamente donde se supone que debemos estar, fuera de lo loco y pinche raro que fue el camino para traernos a donde estamos.

Pero gracias.

Gracias por ser honesta y ser lo suficientemente fuerte para dejar ir una relación que se sentía tan bien.

Gracias por no mirar atrás o por tener resentimientos.

Pero mas importante, gracias por amarme lo suficiente como para dejarme ir.

25 de marzo de 2016

El amor no siempre es suficiente

El amor no siempre es suficiente.

Nunca entendía cuando mi madre me decía "El amor no siempre es suficiente" como no podía ser suficiente? No es amor todo lo que necesitamos?

Nunca entendí porque nunca sentí lo que era tener en la mano ese sentimiento, sentir que tienen es universo en la palma de la mano, sentir que puedes controlar los ejes donde giran los planetas, pensar que eres poderoso.

El amor no siempre es suficiente.

Las palabras resonaban en el fondo de mi estómago luego de terminar una caguama de indio... Antecedida por tres más...

Yo nunca iba a entenderlas hasta que fuera yo el que estuviera al otro del camino, hasta que viera la otra cara de la moneda, hasta que lo viviera en carne propia...

Entonces déjenme decirles...

Estén ahí...

Cuando estén cansados, y sus pies les duelan, y no puedas escuchar ni sentir nada mas que el sonido de tu almohada, pero el amor quiere que hablen de su día, deja que tu corazón encuentre la fuerza para alcanzar a que las palabras salgan de tu boca y tus labios o al menos que creen una pequeña sonrisa.

Estén ahí...

Cuando estés sentado en el porche, sea sábado por la tarde, y las aves canten, y el amor de tu vida tenga la cabeza en tu hombro, y pienses en todos los lugares que puedes ir en ese momento y en todas las personas que puedes conocer, deja que el sonido de la respiracion de ella te regrese y te haga recordar que ella no está esperándote en la calle, está ahí donde tu estás.

Estén ahí...

Cuando ella sea derrotada en algo y pierda el sentido de las cosas hasta que no sepa cual es la derecha o la izquierda, agarra sus manos y besa cada una de las venas en sus manos y mírala profundamente a los ojos, pero no digas ni una sola palabra, no digas nada.

Estén ahí...

Cuando ella trate de luchar con las arrugas formadas bajo sus ojos usando lentes oscuros por primera vez en años, recuérdale que orgulloso estás de ver esos cambios en ese hermoso lienzo llamado cara y seas tu el que puede tenerlo cerca cada noche.

Déjame decirte que el amor no siempre es suficiente!

Ya que yo si sentí tener el universo en mis manos, yo si sentí que podía controlar los ejes de la tierra, el sol y la luna, hasta que el sol te deja ciego...

El amor no siempre es suficiente, pero cuando lo es, estén ahí...